SJ LifeMag - шаблон joomla Новости

REVISA LA ENTREVISTA EN ESTÉ VÍNCULO

http://mi.chv.cl/#1468581000

La asociación de funcionarios le pidió hace dos meses que interviniera el organismo porque se había convertido en una “máquina pagadora de favores partidistas, familiares y compadrazgos”; también le mencionaban los cientos de aumentos injustificados de grados y de contrataciones directas.

A la luz de los antecedentes expuestos, invitamos a la señora ministra de Justicia disponga su intervención en Gendarmería de Chile con la finalidad de que el servicio penitenciario deje ser una máquina pagadora de favores partidistas, familiares y compadrazgos personales”.

Esta frase es parte de la carta que le envió a la ministra de Justicia, Javiera Blanco, el 5 de mayo pasado la Asociación  Nacional de Directivos, Profesionales, Técnicos, Administrativos y auxiliares de Gendarmería (Adiptgen), y en la que detallan todas las anomalías laborales detectadas.

La institución vive un compleja situación luego de que hace una semana se hiciera pública la pensión de $5,4 millones de la ex esposa del diputado Osvaldo Andrade,Myriam Olate, y la propia ministra informara de masivas e irregulares licencias médicas de funcionarios y anunciara el despido de un centenar de ellos, todo lo que gatilló la renuncia del director nacional, Tulio Arce, el miércoles.

Ayer,  un centenar de gendarmes intentó encadenarse al portón del Ministerio de Justicia, con fuertes críticas a Blanco porque “no puede publicitar que van a haber despidos a los funcionarios que tienen licencia. No estamos de acuerdo con eso, porque es un amedrentamiento. Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias”.

La propia ministra de Justicia admitió este lunes tras el consejo de gabinete en La Moneda que la Presidenta Bachelet pidió “hacer causa común con el sentir popular. Es obvio que la gente frente a estas situaciones sienta ciertos abusos”.

Presidenta de los funcionarios: “La ministra tiene que irse”

viviana camiloSin embargo, dichos abusos fueron  detallados por los funcionarios de Gendarmería desde hace dos meses a la ministra, contra la cual alegan que nunca les respondió ni  menos realizó los ajustes que se le pidieron, según asegura a este diario la presidenta de Adiptgen,Viviana Camilo.

“Le dijimos lo que estaba pasando, y no nos hizo caso. No nos escucha y no atiende a los funcionarios. Pensamos que ella tiene que irse. No ha hecho buena gestión”, señala la presidenta de los funcionarios de Gendarmería.

Viviana Camilo asegura que no tuvieron respuesta de la carta, que también enviaron a la Presidenta Michelle Bachelet. Además, hicieron la denuncia ante la jefa de auditoría de la Contraloría,  que “sí tomó cartas en el asunto. La  ministra Blanco ha guardado todo debajo de la alfombra”.

Las fuertes denuncias de los funcionarios advertidas hace dos meses

En la misiva, el gremio de funcionarios señala que lo que “genera mayor inquietud” es el “proceso indiscriminado de mejoras de grados y nuevas contrataciones con grados por sobre el promedio de los funcionarios que llevan años de servicio”.

También alegan falta de transparencia y que no se cumplió el compromiso de Gendarmería de revisar los “cientos de aumentos injustificados de grado”, y revertir los que no tuvieran sustento técnico en un “contexto de terminar con estas prácticas que profundizan la inequidad”.

Los funcionarios le reclamaron a la ministra Blanco porque este año ha seguido la “mala práctica” de contrataciones directas, que en 2015 fueron el 81% de todas las contrataciones de Gendarmería. “Más grave aún, se recontrata a funcionarios en retiro con jubilaciones Dipreca en grados altos de la Escala Única de Sueldos, quienes ya gozan de pensiones dignas, constituyendo un despropósito mayor en circunstancias de que hoy se ha restringido el presupuesto de la nación”.

La Adiptgen cuestiona que en cinco años no se haya realizado concursos para la carrera funcionaria, lo que genera “incertidumbre y focos de conflicto. Los cargos en vacancia han sido designados en suplencia con la misma ausencia de criterio”.

En medio de la crisis que vive Gendarmería de Chile, donde se cuestionan las millonarias pensiones de algunos funcionarios en retiro, entre ellos la ex esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade; y donde se han cuestionado la presentación de licencias médicas de mucha extensión de tiempo por parte de algunos funcionarios -que ha derivado incluso en la renuncia del Director Nacional de la institución Tulio Arce- los funcionarios civiles agrupados en Adiptgen, representados por Leopoldo Benavides como presidente subrogante, pidieron que la Ministra de Justicia, Javiera Blanco “de un paso al costado”.

En entrevista con el programa TwitterCafé de Radio Valparaíso, Benavides señaló que la situación es grave en la institución, pero que lo que corresponde es que la Ministra de Justicia deje su cargo.

REVISA LA NOTA CON AUDIO EN EL SITIO WEB DE LA RADIO

 
La pensión de $5,2 millones que recibe de Gendarmería la periodista Ema Myriam Olate Berríos -esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade-, ha copado la atención mediática y obligó a la propia beneficiada a admitir que le da “vergüenza” tener tan inédita jubilación pero que le “corresponde en derecho”.

Su marido salió también a respaldarla asegurando que hizo una carrera funcionaria de 21 años en la institución –el lunes había dicho que estuvo 30 años-, primero como jefa de comunicaciones y durante este gobierno como subdirectora técnica.

viviana camiloLa presidenta de la Asociación de directivos, profesionales, técnicos, administrativos y auxiliares de Gendarmería de Chile (Adiptgen), Viviana Camilo, aborda con “El Líbero” esta polémica, y aclara que la pensión de Olate está muy lejos de la realidad de los funcionarios.

De hecho, los bajos sueldos son una parte de los históricos reclamos de los funcionarios, que en mayo pasado hicieron la última paralización durante 12 días, y que se levantó tras el compromiso del Ministerio de Justicia de mejorar la carrera funcionaria.

Viviana Camilo explica que el 82% de los 5 mil funcionarios civiles (que no usan uniforme) está a contrata, lo que los deja fuera de los privilegios que otorga la planta, a la que accedió Olate un mes después de iniciarse este gobierno y que le permitió pensionarse con tan alto sueldo a través de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca).

El anhelo de los funcionarios de Gendarmería es “que los que están a contrata pasen a planta en forma progresiva. Tenemos un proyecto de planta que no han escuchado las autoridades. Está durmiendo en el Ministerio de Justicia”, asegura la dirigente.

-¿En qué consiste ese proyecto?

-En que la gente que lleva más de ocho años a contrata pase a planta.  Estamos hablando de 2 mil funcionarios que podrían pasar en tres años. El costo es de $8 mil millones, el 0,2% del presupuesto anual de Gendarmería.

-¿Con cuánto se pensionan los funcionarios de Gendarmería?

-De los funcionarios nuestros que llegan al tope de sus carreras nadie se iría con la plata que se van los oficiales, que ha salido a la palestra en los diarios. Hay una desigualdad interna.

-¿Por qué habla de desigualdad interna en las pensiones?

-Desigualdad porque los no uniformados no tenemos carrera funcionaria. Para subir de grado tenemos que concursar si están los cargos vacantes. La misión de Gendarmería es la custodia, la vigilancia y la reinserción. Tenemos gente maltratada. Al interior de las cárceles tenemos personal como psicólogos y terapeutas, que trabaja con los internos, sin custodia.

Dirigenta de Gendarmería: “Estamos muy postergados. No tenemos las mismas condiciones que los funcionarios “verdes”. No nos dan funciones críticas, a no ser que sea la subdirectora Myriam Olate, que es una privilegiada”

-¿Los concursos se ganan por mérito o influyen los contactos políticos o la amistad?

-Hay veces que se hacen concursos como debería hacerse, pero también hay veces que la gente llega a dedo a los cargos, por el amigo o conocido de los políticos. Desde 2015 han contratado a casi 250 personas y con tres grados por sobre el promedio. Un profesional recién ingresado, psicólogo o asistente social, debe llegar con grado 16 y llegan con grado 12 o 10. En plata son como $400 mil más. Un grado 16 gana $450 mil más horas extras y movilización. Un grado 10 gana $1,1 millón. Estamos muy postergados. No tenemos las mismas condiciones que los funcionarios “verdes”. No nos dan funciones críticas, a no ser que sea la subdirectora Myriam Olate, que es una privilegiada.

-¿Por qué cree que Myriam Olate es  una privilegiada?

-Es una privilegiada porque se fue con grado tres y una pensión que  todos quisiéramos tener. Hay privilegios que a veces no son justificados. Creo que hay cosas que la institución ha dejado que pasen. No se le ha puesto atajo a lo que está pasando, y por eso estamos en la opinión pública. La gente tiene derecho a recriminar. Ojo, no todos tenemos esos mismos sueldos. Una auxiliar grado 19, que trabaja al lado de un interno haciendo la comida,  gana $320 mil y se jubilará con $150 mil en una AFP.

Dirigenta de Gendarmería: “Ema Olate es una privilegiada porque se fue con grado tres y una pensión que  todos quisiéramos tener. Hay privilegios que a veces no son justificados. Creo que hay cosas que la institución ha dejado que pasen”

-Olate dice que se merece su pensión de $5,2 millones

-Cada quien puede pensar lo que se merece, pero nosotros deberíamos irnos todos igual.

-¿Con qué grado se jubilan en Gendarmería?

-Para estar en planta un profesional se va con $1,4 millón y con 30 años de servicio, pero no todos llegan a planta. Con más de 66 años la gente está obligada a jubilar en la AFP.

Anunciando que se retoman las movilizaciones, dirigentes ADIPTGEN se apostaron frente a la Dirección Nacional para manifestar su rechazo al estancamiento del proyecto planta III. Con miras a una nueva marcha que convoque a trabajadoras y trabajadores de todo Chile, y organizando diferentes actividades de movilización, los trabajadores colocaron carteles alusivos a la falta de igualdad al interior de la institución, considerando que la gran mayoría de los trabajadores no uniformados no pertenece a la planta y -por tanto- no tiene las mismas condiciones de trabajo, salud y previsión que el estamento uniformado, menos aun parecido a los casos aparecidos este último tiempo en la prensa.

 

Pronto más información sobre actividades venideras

El Directorio Nacional Adiptgen se reunió hoy lunes con el Presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, y con su vicepresidenta Nury Benitez. Ello, en el marco del escenario de movilizaciones venideros, a la espera de una respuesta sobre el aumento de grados al interior de Gendarmería.


De la Puente afirmó conocer los problemas del estamento no uniformado, conversados ampliamente con los dirigentes Adiptgen, cuya labor no es reconocida estatuariamente, a pesar de corresponder al 25% del personal de la institución. Frente a eso, el Directorio Adiptgen explicó el trabajo realizado en el Ministerio de Justicia, y la falta de voluntad del mismo para avanzar gradualmente en un proyecto trabajado en conjunto sobre la planta III, estancado en un ministerio cuya jefa de cartera ha decidio, por omisión, no reunirse con el gremio.


El presidente ANEF afirmó ponerse a disposición de la asociación, adelantando que intercederá por Adiptgen frente a la Ministra de Justicia, Javiera Blanco, para que se reúna directamente con los dirigentes, sin mediar asesores y patrocine el proyecto, fruto del trabajo conjunto. Además, colaboraran para que comisiones parlamentarias relacionadas a la labor de Gendarmería, ingresen a los recintos donde trabajan las y los funcionarios no uniformados, además de colaborar con las acciones de movilizaciones de la asociación.

Página 5 de 14

Encuesta

¿Qué te parece la nueva Web de ADIPTGEN?

Síguenos en Facebook